header image
 
 

Mastopexia: Toda la información y las mejores ofertas

Generalmente, se conoce a la mastopexia como a la cirugía estética cuyo destino es arreglar los problemas de pecho caído. Si estás buscando información sobre la mastopexia, te aconsejamos que leas bien este artículo, el cual te resolverá muchas dudas.

El tamaño y la forma de los senos de una mujer vienen predeterminados genéticamente y se considera que alrededor de los 17-18 años han completado su desarrollo; no obstante, con el transcurso de los años, el pecho femenino sufre transformaciones estructurales y funcionales causadas por diferentes motivos: el aumento de volumen en el periodo premenstrual, el embarazo, la lactancia y el aumento o disminución de peso corporal.

Estas suelen ser las causas principales que provocan que el pecho pierda la forma, se vuelvan flácidos y empiecen a descolgarse, aunque también hay que tener en cuenta la irremediable acción de la fuerza de la gravedad.

dibujo mastopexiaCualquiera que sea la causa, la solución para recuperar un pecho firme y en la posición correcta, pasa por realizar una mastopexia (intervención quirúrgica de levantamiento de mamas), esta operación se puede realizar conjuntamente a un aumento con prótesis en el caso de que se posea poco volumen.

Candidata ideal para una mastopexia

La presencia de unos pechos caídos puede ser el causante de preocupación, malestar e incluso de depresión y ansiedad para muchas mujeres.

El levantamiento de senos puede proporcionar un considerable aumento de la autoestima y de la confianza en aquellas mujeres que hayan decidido realizarse una mastopexia ya que el resultado final de esta intervención suele derivar en una clara mejora de la imagen personal.

Por lo tanto, cualquier mujer con los pechos caídos, que goce de buena salud, sea psicológicamente estable, que tenga una visión realista y su objetivo principal sea el de mejorar su aspecto físico y no el de buscar la perfección, será considerada como la candidata ideal para esta intervención.

Preoperatorio

Como en toda intervención quirúrgica, cuando se va a realizar una mastopexia serán necesarias unas consultas previas a la operación con el fin de asegurar que la candidata está en condiciones favorables para la intervención.

En estas consultas será necesario realizar analíticas, electrocardiogramas, pruebas de anestesia y una exploración mamaria que, junto a la edad y a los antecedentes de la paciente, servirán para hacer pruebas complementarias (ecografías, mamografías…) que son necesarias antes de la operación.

También se medirán ciertos parámetros que ayudarán en la toma de decisión sobre la técnica que resulta más conveniente emplear y además, se tomaran fotografías con el fin de valorar el resultado final.

Riesgos de la mastopexia

faja mastopexiaUna mastopexia es una operación segura en manos de un cirujano plástico, normalmente no suelen producirse grandes complicaciones pero, como en toda operación quirúrgica, existen ciertos riesgos que hay que conocer y aceptar.

Después de la operación habrá dolor que se podrá controlar sin mayor problema con analgésicos, aparecerán moratones en la piel, inflamación y pérdida temporal de la sensibilidad. Quedarán cicatrices permanentes que, en función a la técnica empleada, serán de mayor o menor tamaño y estarán localizadas en distintas partes del seno; por lo general, con el paso del tiempo las cicatrices tienden a ser poco visibles. En las mujeres fumadoras se dan más problemas con la cicatrización de las heridas y en el proceso de curación en general.

En cuanto a los riesgos, siempre existe la posibilidad de una reacción a la anestesia o cualquier otro tipo de complicación derivada de la cirugía como el sangrado, hematomas, infecciones, problemas de cicatrización…

Cirugía

Generalmente la mastopexia se realiza de forma ambulatoria aunque en ocasiones es necesaria la hospitalización durante 24 o 48 horas. La anestesia usada en la mayoría de los casos es locorregional y sedación o anestesia general, también es posible realizarla con anestesia local y sedación. La duración de la intervención suele ser de 2 a 3 horas pudiendo variar en función al tipo de anestesia que se haya usado, a la técnica empleada y a la propia fisiología de las mamas.

La operación consiste en elevar el pecho caído, remodelar la mama y recolocar el pezón en una posición más alta, todo esto se consigue extirpando el exceso cutáneo y adaptándolo al volumen que va a quedar: cuando el pecho esta vacío será necesaria la colocación de una prótesis que aporte volumen y cuando el volumen mamario es excesivo la mastopexia se asocia con una mamoplastia de reducción.

Las técnicas usadas en esta operación pueden ser muy variadas, se identifican por el tipo de cicatriz que deja en la piel: cicatriz periareolar pura, cicatriz en T invertida, cicatriz en J o en L y cicatriz vertical. La elección de una u otra técnica será una decisión que tomará el cirujano según sus propias preferencias y de las características de las mamas.

Postoperatorio

Después de la operación los pechos estarán hinchados durante un par de días y habrá que llevar un vendaje elástico durante este tiempo. Cuando el vendaje es retirado habrá que sustituirlo por un sujetador deportivo que habrá que usar día y noche durante un mes. Los puntos no serán retirados hasta haber pasado tres semanas de la operación y durante la recuperación deben evitarse los movimientos violentos, no se podrá levantar peso ni subir los brazos por encima de los hombros.

Si el trabajo que se realiza no precisa de gran actividad física, la incorporación al mismo se podrá realizar en aproximadamente 7 días. Habrá que evitar el ejercicio físico enérgico durante un mes y medio o dos, y no se deberá mantener relaciones sexuales durante la primera semana tras la operación.

La recuperación será gradual y aunque las mejoras serán perceptibles prácticamente desde el principio, los resultados de la operación no serán óptimos hasta pasado un año, a partir de este tiempo las cicatrices serán menos visibles y la forma de los senos más firme.

Precio de una mastopexia

A priori es difícil dar el precio final de esta operación puesto que es necesario un estudio personalizado de cada paciente y ver las necesidades específicas que cada cual requiere. Normalmente, el precio suele rondar los 3.000 euros, aunque si el caso es complicado y hay que remodelar el pezón, absorber más grasa de lo normal, eliminar piel sobrante… puede llegar a los 6.000 euros.

El precio de una mastopexia también puede variar considerablemente dependiendo de varios factores como la clínica elegida en una determinada ciudad, el cirujano que vaya a realizar la intervención, si es necesaria o no la utilización de prótesis y por último, el tipo de técnica que se vaya a utilizar y la dificultad de la operación.

Siguiente parte: Mastopexia y aumento de busto.

Fuentes externas: Slideshare y Youtube.

Google+0Twitter0Facebook1